El Eje de migraciones en el Senado para debatir la Ley de Extranjería  


Hoy 26 de enero dos representantes del Eje de migraciones participan en una ponencia en el Senado, en el marco de la Comisión de estudio creada sobre la Ley de extranjería. La federación comparece a propuesta de ERC y en calidad de entidad experta y presentará sus propuestas de modificación de la ley y su Reglamento.

Karlos Castilla del IDHC, y Jara Henar, vocal de la Junta directiva de Lafede.cat, y miembro de Alianza por la Solidaridad, representan hoy en Madrid al Eje de migraciones de Lafede.cat. Comparecen junto con otras plataformas especializadas como Stop Madre Mortum (de la cual la federación también forma parte) y la Red Acoge, y después de que lo hayan hecho otras entidades con implantación estatal. El contexto político ha permitido ampliar el trabajo de incidencia política de la federación en un tema central de la justicia global, y ante el gobierno competente en la materia.

En los últimos meses, las entidades han analizado la Ley de extranjería y el Reglamento que la desarrolla. A pesar del objetivo final es la derogación de la ley, ante la imposibilidad de conseguirlo a corto o medio plazo, el Eje plantea aprovechar el actual contexto político para hacer cambios en el Reglamento, cambios que solo dependen del Gobierno y no de ninguna relación de fuerzas parlamentarias, para mejorar la vida y las condiciones de acceso de las personas migrantes en el Estado español.

Según el Eje, la Ley requeriría ajustamientos o la revisión de hasta 14 artículos, pero de manera general lo que se pide es dotarla de una mayor perspectiva de derechos humanos, para reducir su orientación economista y securitaria, y reducir aquellos aspectos más ambiguos que abren la puerta a una gran discrecionalidad en su aplicación. Muchos de los problemas se originan en la aplicación del Reglamento y en el sesgo racista y clasista de las instituciones de las cuales depende su aplicación, y hay que incidir sobre éstas. El Eje centra sus propuestas en algunos temas clave como el desarrollo legislativo de medidas alternativas a los CIE, la limitación de las expulsiones, la apertura de un proceso de regularización, y la mejora de la ley en relación a los menores migrantes porque su objetivo sea su protección y acompañamiento y no su retorno.

Además de la presentación en el Senado, el Eje ha convocado el próximo jueves 28 a otros actores para explorar vías de trabajo conjunto en clave de incidencia política como, por ejemplo, la Fundación Migra Studium, la Coordinadora de ONG Solidàries de Girona, la Federación de entidades con proyectos y pisos asistidos-FEPA, la Fundación SER-GI, l’AMIC-UGT, la Coordinadora Obrim Fronteres o CCOO Cataluña.

Reunión del Eje de migraciones, 2019. Fuente: Lafede.cat

El Eje de migraciones: de la crisis de 2015 a la Ley de estranjería

El Eje de migraciones está formado por 25 entidades. Nació como Grupo de trabajo sobre personas refugiadas y como respuesta a la crisis europea de acogida y asilo de 2015. El 2017 pasa a denominarse Grupo de trabajo de migraciones, para abordar la vulneración de derechos que sufren las personas migrantes, independientemente de las causas que motiven su desplazamiento, e incorpora entidades diversas que trabajan en temáticas diversas como la investigación sobre conflictos, la ayuda humanitaria, la acogida o la lucha contra el racismo. En su inicio centra su trabajo en la presentación de un recurso contra el Acuerdo UE-Turquía y el apoyo a la campaña Casa nostra, casa vostra (Casa nuestra, casa vuestra) o la iniciativa #VeniuJa (#VenidYa), que presionaba en el Gobierno del Estado porque acogiera las 17.337 personas a las que se había comprometer a acoger el septiembre del 2015.

Fruto del proceso de reflexión estratégica por devenir una federación más abierta y horizontal el grupo pasa a convertirse en eje estratégico de la agenda de trabajo para la justicia global el 2018, y desde entonces se considera imprescindible contar con la mirada y la participación de entidades y colectivos migrantes, a los cuales incorpora a pesar de que no estén federados. Desde el 2019 la actividad del Eje no ha parado de crecer y de impulsar actividades: se han organizado espacios de reflexión sobre derecho al voto, los menores no acompañados o la ley de extranjería, así como formaciones sobre privilegio blanco, antirracismo o las nuevas narrativas sobre migraciones. Los dos principales resultados del trabajo hecho desde 2015 han sido la creación de un grupo de trabajo sobre menores extranjeros sin referentes, y la redacción y presentación de propuestas de cambio a la Ley de extranjería y su Reglamento.